Llega la primavera y ya empezaste a sufrir estornudos, falta de aire, irritación en ojos y piel, y otros síntomas alérgicos. Si no sabes qué hacer ante tu enfermedad, puedes seguir los consejos que en breve te ofrecemos. Sin embargo, no olvides que ante todo debes seguir las indicaciones de tu médico para controlar la alergia de la manera más efectiva.

Consejos para aliviar las alergias de primavera

La clave para aliviar tus alergias de primavera está en evitar el viento, responsable de llevar el polen a tu nariz incluso desde kilómetros de distancia.

En el coche…

Sube las ventanillas cuando vayas en coche, pues el viento provocado por la velocidad aumentará las probabilidades de aspirar polen. Y no olvides ponerle un filtro al aire acondicionado del coche.

Zonas verdes

Evita los espacios con mucho césped o vegetación. Es importante, sobre todo, mantenerse alejada de las flores. Si no tienes más remedio que cruzar un parque o área similar, lleva mascarilla o pañuelo. Y no olvides ponerte gafas de sol para proteger los ojos.

Si estás de viaje fuera de la ciudad, alójate en zonas costeras, donde la difusión de polen es menor. Si puedes, evita visitar lugares montañosos, ya que el relieve facilita la concentración de partículas en el aire.

Horas de máxima polinización

Hay horas de máxima polinización en el ambiente: de 5 a 10 de la mañana, y entre las 7 y las 10 de la noche. En este horario evita realizar actividades en el exterior, como salir a correr o hacer ejercicios.

Trata de que las ventanas permanezcan cerradas durante esos intervalos. Tampoco salgas a tender tu ropa. De hecho, lo ideal es que lo hagas siempre dentro de casa, para evitar la acumulación de polen en los tejidos. Si tienes jardín, remueve las plantas que polinicen por el aire.

En caso de que haya mucho calor si cierras las ventanas, asegúrate al menos de que el aire acondicionado tenga filtros, y que estén siempre limpios. También puedes emplear un humidificador para eliminar el polen del entorno hogareño.