El proyecto Carlemany es ambicioso. Y es a largo plazo. Cambiará con el tiempo, pero ya habrá ocasión de hablar de las novedades conforme vayan teniendo lugar. De momento quedaros con el concepto base: la Llibreria Carlemany va a ser una biblioteca virtual. Pero un paso más allá. No encontraréis un libro entero al que ir a consultar algo, sino la respuesta directa a vuestra duda. Realizaremos un punto de encuentro entre cultural e informacional con el objetivo de resolver dudas. ¿Qué dudas? Las que nos surjan a nosotros, claro; pero también las que podáis tener vosotros, queridos lectores, y necesitéis resolver de manera rápida y eficaz. Lo que antaño suponía una visita a la biblioteca más cercana, ahora lo podréis hacer desde vuestro PC o teléfono móvil.

De manera que esto a veces se parecerá más a Babel que a otra cosa, pero más por el carácter ecléctico de la información que vaya a contener, que por la falta de comprensibilidad de lo que veáis por aquí. No, todo el equipo se compromete a ser claro, escueto (en medida de lo posible) y a cumplir su principal, único objetivo de informar y resolver dudas.

La base de datos que pretendemos generar va a ser grande. Y antes o después nos pasaremos a otras plataformas, claro. La información, al final, es prácticamente infinita (ni Google la puede abarcar toda). Pero mientras tanto esperamos que podamos encontrar una vía cómoda con la que haceros llegar la información desde aquí mismo. Veremos qué tal el experimento. Las ganas, desde luego, están ahí.