¿Tu bebé no duerme? ¿Puede pasar horas y horas despierto? De entrada, no te preocupes. No es normal, pero puede ocurrir y no es grave. En esta entrada repasaremos algunas recomendaciones para saber qué hacer si nuestro bebé no duerme y, además, investigaremos acerca del origen de dicha problemática.

Motivos por los que el bebé no duerme

En general, hay dos motivos por los cuales un bebé podría no dormir:

  • A medida que el bebé crece y se adapta al patrón día / noche, también empieza a necesitar estímulos. Es posible que algunos bebé desarrollen algún tipo de hiperactividad en ese sentido: requieren de más estímulos y por eso duermen menos.
  • Bebés que permanecen mucho tiempo en el mismo sitio, y que por lo tanto reciben poco estímulos, podrían ser más propensos a tener dificultades para dormir.

Los bebés de alta demanda

A los bebes que les cuesta dormir, muchas veces se les denomina bebés de alta demanda. Sus síntomas se descubren ya desde el tercer día del nacimiento. necesitan más estímulos que el resto de bebés, y eso provoca que duerman menos.

Normalmente, son bebés que comen con apetito y ansiedad, y cuando duerme cae en siestas muy cortas, por lo que puede permanecer muchas horas despierto debido al “nervio”.

En todos estos casos, un consejos muy válido consiste en lo siguiente: ofrecerle más estímulos al bebé. Moverlo, enseñarle cosas, estar más por él (pues lo requiere). Así agotaremos su necesidad de estímulos a favor de una agotamiento positivo. Es decir, cánsalo más, y dormirá mejor, o así lo indican todas las estadísticas científicas que hemos conocido.

Por otro lado, siempre resulta muy importante: no dejes de tener un contacto directo con tu pediatra, para que pueda asesorarte sobre todos los problemas que surjan en los patrones de sueño y conducta del bebé.